01 de Noviembre de 2020

414 años de la fundación de la Villa San Felipe de Austria

Hoy es un día muy especial para todos los nacidos en la Alta Tierra de los Urus, porque se conmemoran los 414 años de la fundación de la Villa San Felipe de Austria, y aunque la gente diga que no hay nada que festejar, los oriundos de este terruño deben estar orgullosos por ser parte de una de las regiones que dio todo por su Patria.

Las ricas vetas argentíferas enclavadas en las entrañas del cerro Pie de Gallo dieron origen al nacimiento de esta tierra bendita. La fundación de la Villa de San Felipe de Austria, tiene su origen un año antes, en 1605 cuando el cura de Colquemarca, Francisco Medrano y un grupo de españoles por la ambición de riquezas, llegaron a este sector de la Tierra y descubrieron las ricas vetas mineras.

A partir de ese momento, anoticiados por semejante tesoro se fue llenando lo que fue denominado en un inicio el asiento de San Miguel, en honor al Arcángel. Posteriormente, los vecinos pidieron a la Audiencia de Charcas fundada el 18 de septiembre de 1559, la creación de una nueva villa, dirigidos por Don Diego de Medrano.

“Provincia de los Charcas del Piru, una petición el año pasado de mil y seiscientos y cinco, por Diego de Medrano, en nombre y con poder de algunos señores y personas que habían acudido al asiento de minas de Oruro, del corregimiento de Paria, en que informaban haber en él mucha cantidad de minas de plata rica, que en tiempo del Inca se habían comenzado a labrar, y que por ser de seguir y de gran consideración, es muy conveniente á nuestro Real Servicio”, indica de manera textual parte de la justificación del acta de fundación.

Es así que llega el oidor español Manuel de Castro Castillo y Padilla, quien ve la necesidad de los pobladores y accede a la fundación del nuevo territorio, como la Villa de San Felipe de Austria el miércoles 1 de Noviembre de 1606.

“¿Señor Licenciado don Manuel de Castro, Oidor en la Real Audiencia de La Plata, poblador en nombre del Rey, nuestro Señor é por Sancta María su bendita madre, é por las palabras de los santos, cuatro Evangelios é por esta señal de cruz, que hará la población de la Villa que al presente se funda en este asiento como más convenga al servicio de Dios, nuestro Señor i de su Majestad, bien i conservación de los vecinos i moradores i naturales, conforme á su obligación i hará i guardará todo lo que por rrazón de dicho cargo de poblador, debe hacer i cumplir i sí así hiciere Dios le ayude?” – el cual respondió: “sí juro i amén”. (Escrita tal cual como en el acta de fundación)

De esa manera se fundó la Villa de San Felipe de Austria. Su desarrollo fue tal que casi medio siglo después de su nacimiento, la villa ya tenía más de 80 habitantes.

A partir de ese momento, Oruro sería un terruño que escribió con letras de oro su historia y la historia de Bolivia. Asimismo, aportó con hombres que forjaron el desarrollo de este girón patrio que sembraron las semillas de la libertad y que dieron como fruto una gran nación.

Este 1 de Noviembre, Oruro no sólo celebra su nacimiento, sino también la riqueza que lleva consigo y un gran tesoro, su Carnaval, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. (Extractado de La Patria)



Oruro

Amaneces
vestida de alboradas
y de amor por la libertad.

En tus pampas
danzan las ilusiones


En la colina de tus ideales
surge la estatua de la Patria,
entonando
himnos libertarios.

M. Guibarra
© Orgullo Orureño 2018